Empezando…..

He decidido escribir este blog por dos motivos fundamentales. El primero sería para mi beneficio propio. El simple hecho de encontrar un espacio donde poder desahogarme y poder expresar lo que supone convivir con esta enfermedad, confío que genere en mí un proceso de liberación personal que me ayude a llevar el día a día. Y, a mi entender, no es poco. Ya es difícil convivir con esta ansiedad como para encima, llevarla conmigo a todas partes. Me ha costado entender la necesidad de liberar las emociones para llevar una vida adecuada. Siempre he sido una persona extremadamente introvertida. He creado un muro entre mi entorno y yo mismo que casi nadie lo ha podido traspasar. Y me atrevería a decir que ni yo mismo. He vivido toda mi vida escondido de mí para no tener que enfrentarme a mi vida. Es una herida que llevo desde pequeño. Mi planteamiento básico ha sido…”si no conecto conmigo mismo no tendré que enfrentarme a los demás”. Por supuesto es un error total. A día de hoy me estoy dando cuenta de la necesidad de estar en sincronía conmigo mismo para poder gestionar mi vida de manera eficaz o cuanto menos, lo mejor que pueda hacerlo. Y a medida que voy escribiendo estas palabras me doy cuenta de cuan liberador es. Mi pecho se distiende, se alivia. Me siento más cansado y al mismo tiempo me doy cuenta del esfuerzo que supone reprimir emociones. Una bocanada de aire fresco.

El segundo de los motivos es el de poder servir de ayuda a los demás. Me he dado cuenta de la enorme cantidad de personas que sufren de ansiedad social. Es un problema en mayor o menor medida para mucha gente. Tal vez no sea muy conocido por muchos. Precisamente, el hecho de que sea un problema de cara a la sociedad lo hace invisible a personas que no lo padecen. Es cierto que hay muchas personas que están haciendo un gran esfuerzo para hacerlo público. Prestando sus experiencias e incluso su propia imagen en entrevistas de radio o televisión. Si bien, hay que hacer muchos esfuerzos para poder normalizar este tipo de enfermedad mental se han dado ya muchos pasos por parte de gente muy valiente y decidida a superarse a sí misma y a los estigmas que la sociedad impone a las personas con fobia social y con cualquier tipo de enfermedad psicológica.

Con esto termino por hoy. Gracias a todas las personas que leen este blog y mucho ánimo a aquellas que están viviendo esta enfermedad en primera persona o que tienen un familiar o amigo que la sufren.

Anuncios